Rapunzel

Había una vez un hombre y una mujer que vivían solos y desconsolados por no tener hijos, hasta que, por fin, la mujer concibió la esperanza de que Dios Nuestro Señor se disponía a satisfacer su anhelo. La casa en que vivían tenía en la pared trasera una ventanita que daba a un magnífico jardín, en el que crecían espléndidas flores y plantas; pero estaba rodeado de un alto muro y nadie osaba entrar en él, ya que pertenecía a una bruja muy poderosa y temida de todo el mundo. Un día asomóse la mujer a aquella ventana a contemplar el jardín, y vio un bancal plantado de hermosísimas verdezuelas, tan frescas y verdes, que despertaron en ella un violento antojo de comerlas. El antojo fue en aumento cada día que pasaba, y como la mujer lo creía irrealizable, iba perdiendo la color y desmirriándose, a ojos vistas. Viéndola tan desmejorada, le preguntó asustado su marido: ¿Qué te ocurre, mujer? - ¡Ay! exclamó ella, me moriré si no puedo comer las verdezuelas del jardín que hay detrás de nuestra casa. El hombre, que quería mucho a su esposa, pensó: Antes que dejarla morir conseguiré las verdezuelas, cueste lo que cueste. Y, al anochecer, saltó el muro del jard
8.2/10 - 912 votos






Los cuentos más famosos de los hermanos Grimm









Donations are welcomed & appreciated.


Thank you for your support.