El pájaro del brujo

Érase una vez un brujo que, adoptando la figura de anciano, iba a mendigar de puerta en puerta y robaba a las muchachas hermosas. Nadie sabía adónde las llevaba, pues desaparecían para siempre. Un día se presentó en la casa de un hombre rico, que tenía tres hijas muy bellas; iba, como de costumbre, en figura de achacoso mendigo, con una cesta a la espalda, como para meter en ella las limosnas que le hicieran. Pidió algo de comer, y al salir la mayor a darle un pedazo de pan, tocóla él con un dedo, y la muchacha se encontró en un instante dentro de la cesta. Alejóse entonces el brujo a largos pasos, y se llevó a la chica a su casa, que estaba en medio de un tenebroso bosque. Todo era magnífico en la casa; el viejo dio a la joven cuanto ella pudiera apetecer y le dijo: - Tesoro mío, aquí lo pasarás muy bien; tendrás todo lo que tu corazón pueda apetecer. Así pasaron unos días, al cabo de los cuales dijo él: - Debo marcharme y dejarte sola por breve tiempo.
7.9/10 - 32 votos






Los cuentos más famosos de los hermanos Grimm
















Donations are welcomed & appreciated.


Thank you for your support.