Los tres enanitos del bosque

Éranse un hombre que había perdido a su mujer, y una mujer a quien se le había muerto el marido. El hombre tenía una hija, y la mujer, otra. Las muchachas se conocían y salían de paseo juntas; de vuelta solían pasar un rato en casa de la mujer. Un día, ésta dijo a la hija del viudo: -Di a tu padre que me gustaría casarme con él. Entonces, tú te lavarías todas las mañanas con leche y beberías vino; en cambio, mi hija se lavaría con agua, y agua solamente bebería. De vuelta a su casa, la niña repitió a su padre lo que le había dicho la mujer. Dijo el hombre: -¿Qué debo hacer? El matrimonio es un gozo, pero también un tormento. Al fin, no sabiendo qué partido tomar, quitose un zapato y dijo: -Coge este zapato, que tiene un agujero en la suela. Llévalo al desván, cuélgalo del clavo grande y échale agua dentro. Si retiene el agua, me casaré con la mujer; pero si el agua se sale, no me casaré.
8.7/10 - 256 votos






Los cuentos más famosos de los hermanos Grimm












Donations are welcomed & appreciated.


Thank you for your support.