El diablo y su abuela

Hubo una gran guerra para la cual el Rey había reclutado muchas tropas. Pero como les pagaba muy poco, no podían vivir de ella, y tres hombres se concentraron para desertar. Dijo el uno a los otros: -Si nos cogen, nos ahorcarán. ¿Cómo lo haremos? Respondió el segundo: -¿Ven aquel gran campo de trigo? Si nos ocultamos en él, nadie nos encontrará. El ejército no puede entrar allí, y mañana se marcha. Metiéronse, pues, en el trigo; pero la tropa no se marchó, contra lo previsto, sino que continuó acampada por aquellos alrededores. Los desertores permanecieron ocultos durante dos días con sus noches; pero, al cabo, sintiéronse a punto de morir de hambre. Y si salían, su muerte era segura. Dijéronse entonces. -¡De qué nos ha servido desertar, si también habremos de morir aquí miserablemente! En esto llegó, volando por los aires y escupiendo fuego, un dragón que se posó junto a ellos y les preguntó por qué se habían ocultado allí.
8.4/10 - 206 votos






Los cuentos más famosos de los hermanos Grimm












Donations are welcomed & appreciated.


Thank you for your support.