Las tres hojas de la serpiente

Vivía una vez un hombre tan pobre, que pasaba apuros para alimentar a su único hijo. Díjole entonces éste: - Padre mío, estáis muy necesitado, y soy una carga para vos. Mejor será que me marche a buscar el modo de ganarme el pan. Dióle el padre su bendición y se despidió de él con honda tristeza. Sucedió que por aquellos días el Rey sostenía una guerra con un imperio muy poderoso. El joven se alistó en su ejército y partió para la guerra. ...
8.4/10 - 849 votos






Los cuentos más famosos de los hermanos Grimm